Desigualdad y mal gobierno: causas de la crisis

Una visión sistémica

Las últimas estadísticas, pero sobretodo la realidad, muestran un claro empobrecimiento de la población con un incremento de la desigualdad: la clase media cada vez es más pobre, los pobres cada vez lo son más y los más ricos cada vez son más ricos. En el artículo “Libertad, desigualdad, fraternidad: la causa oculta de la crisis”, de Antonio León, economista y antropólogo, nos argumenta con razón que la creciente desigualdad no está causada por la crisis, sino que ésta tiene su causa en la desigualdad. A su vez, siendo quienes manejan los grandes capitales aquellos que más se benefician de la crisis, poco interés van a tener en que ésta se solucione en beneficio de la mayoría. Paul Krugman y Joseph Stiglitz mantienen la misma opinión.

demanda1

Un primer análisis nos muestra la estrecha relación que hay entre la bajada de la demanda, el desempleo y la bajada salarial, pues la disminución de empleo y nivel salarial producen una reducción del poder adquisitivo, especialmente en productos y servicios básicos y ello vuelve a hacer bajar la demanda, repitiéndose un ciclo negativo que se retroalimenta sin fin.

Hasta aquí no sabemos cómo se ha iniciado y si fue primero el huevo o la gallina.

En 2007 preocupados por el efecto Lehman  Brothers, donde muchos bancos habían arriesgado sus fondos, los gobernantes europeos quisieron asegurar la liquidez de los mismos y sobre todo garantizar el cobro futuro de los grandes bancos acreedores, especialmente alemanes, los cuales habían sacado pingües beneficios en los tiempos de bonanza prestando a otros bancos periféricos dinero a bajo interés. Los gobiernos, prestando más atención al “mercado” que al interés de sus ciudadanos optaron por apoyar los bancos con dinero público. La consecuencia de ello es que hoy una buena parte de nuestros impuestos en lugar de ser utilizados para dar servicios al ciudadano (salud, educación, … , ) e inversiones en infraestructuras, son incrementados y desviados para el pago de una deuda de dudosa legitimidad.

demanda2

A su vez, al desviar este volumen de dinero de nuestros impuestos a subvencionar bancos y empresas ineficientes, queda menos dinero disponible para prestaciones públicas, con lo que a la vez que éstas se recortan, el ciudadano tiene que asumir nuevos pagos y ello también reduce su capacidad adquisitiva y en consecuencia es otro factor que hace bajar la demanda.

Pero hay otro factor que está interviniendo desde hace más tiempo. La acumulación de riqueza por unos pocos en detrimento de la mayoría también contribuye a reducir la capacidad adquisitiva en productos y servicios básicos. No es igual repartir 100 unidades monetarias entre 100 personas de ingresos medios o escasos, que seguramente los gastarán en adquirir productos básicos, que darlos a un millonario cuyos ingresos ya superan con creces las necesidades básicas. En este último caso no sólo no se genera demanda, este dinero puede incluso desviarse a un paraíso fiscal como Suiza. El enriquecimiento a través de la especulación y el falso “mercado” tiene éste y otros efectos.

demanda3

Acerca de Jordi Cabré

Jordi Cabré es Ingeniero Industrial, cofundador de Deming Collaboration, consultor y profesor en Calidad, Management, Estrategia y Sistémica. Autor e Investigador sobre liderazgo, sistémica y complejidad. Ex-director de calidad de IBM, Lucal Automotive y Agbar. Libros y ebooks publicados: http://www.amazon.com/Jordi-Cabré/e/B00859CVKU http://www.sigeiconsulting.com/ http://demingcollaboration.com/
Esta entrada fue publicada en Alemania, Banca, Crisis de la UE, Rescate, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Desigualdad y mal gobierno: causas de la crisis

  1. jaumesensat dijo:

    Grcies Jordi. Com ms temps passa, ms recordo els meus inicis a la UAB a l’inici dels 80 a on vaig tenir l’honor de tenir al Josep Fontana. Es ven b, que necessites la visi histrica, i tota la informaci per adonar-te que no era capa de veure. Per el pitjor era que no mirava. I aix si que em sap greu. Per de tot s’aprn i, sobretot, que alg al qui li agrada compartir, t’alliona volen compartir el que creu que et pot obrir els ulls.

    Moltes grcies Jordi

    A reveure

    Jaume

  2. No había tenido constancia de este artículo hasta hoy.😦
    Lo que comenta es de cajón, tanto que no puede caberme en la cabeza de que los responsables de la situación (y de su previsible empeoramiento) no sean conscientes.

    Entonces surge una nueva pregunta: si son conscientes y lo hacen ¿cuales son sus verdaderas intenciones?

    Al respeto, siempre me vuelve a la mente la famosa cita de Luis XV de Francia: “después de mí, el diluvio”, por significar que lo que ocurriera al país tras su muerte le tenía sin el menor cuidado.

    Cito en un reciente articulo, una investigación financiada por la Nasa: “Según los investigadores, varios imperios desaparecieron por la ceguera de las élites que hasta el final se creyeron protegidas, rehusaron reformar su sistema de vida comunitaria. Es precisamente la inconsciencia de las élites que habría provocado la desaparición de los imperios romanos y maya.” (http://www.michelhenriccoll.com/2014/03/vacas-o-orugas/)

    ¿Inconsciencia de los hiper-poderosos y de sus cómplices políticos?
    ¿Desprecio por la humanidad tras su propia muerte?
    ¿Estrategia “del acordeón”, la que evoca Noami Klein en “la doctrina del shock” para crear hambruna, recomprar los activos a precios de saldo y dejar que los supervivientes reconstruyan nuevas riquezas?
    Ellos sabrán, supongo, supongo…

    • Jordi Cabré dijo:

      Michel, tu pregunta ¿cuales son sus verdaderas intenciones?, también es la mía. Desconozco si los responsables políticos y económicos no entienden algo que como tu dices es de cajón o por el contrario les importa muy poco lo que pasará luego. Pero nos dirigen al precipicio. Tal vez pertenecer a una élite confortable inhibe la capacidad de entender, o tal vez su única preocupación es mantenerse el máximo tiempo posible en la situación de confort, al precio de la desaparición de todos. Pues sin lugar a duda, cuando los salarios sean meras propinas insuficientes para vivir, cuando los únicos que compren sean los hiper-poderosos concentrados cada vez en grupos más pequeños, … , ¿De que vivirán ellos mismos? …. Claro, es que ya no estarán …supongo, supongo, …

  3. RDrughieri dijo:

    Hola Jordi, felicitaciones por tu trabajo, una maravilla…
    Entré aquí buscando información sobre Deming, y me hice una fiesta!
    Estoy preparando una tesina, en la que pretendo exponer los vínculos entre el pensamiento de Deming, fundamentalmente a partir del ciclo de mejora continua, y el pensamiento complejo, fundamentalmente Edgar Morin.
    Me podrás devolver algún comentario?
    Desde ya, profundamente agradecido,

    • Jordi Cabré dijo:

      Hola Ruben,
      Mi libro “Dirigir en la complejidad” utiliza muchos de los conceptos de Edgar Morin quien es absolutamente compatible con Deming. Ambos utilizan conceptos que se complementan y enriquecen.
      Cuando leí a Edgar Morin me pareció estar sintonizando perfectamente con sus ideas. Quien entienda a uno de los dos, entenderá perfectamente al otro.

      Saludos,

      Jordi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s